Actualidad

Elon Musk y la campaña de publicidad más cara de la historia

By 8 febrero, 2018 No Comments

El empresario, filántropo y científico Elon Musk ha sido el protagonista indiscutible de esta semana en todo el mundo gracias al lanzamiento de su cohete Falcon Heavy al espacio por parte de su compañía Space X, que iba pilotado por el Tesla Roadster de Musk.

La campaña de product placement perfecta

Decidir que fuera su propio coche el que se embarcara en esa misión no fue algo aleatorio, más bien una campaña de product placement tan bien pensada como ejecutada, porque Musk no da puntada sin hilo.
En la ya considerada campaña de publicidad más cara de la historia, Musk apostó fuerte y ganó. La imagen desde el espacio del Tesla Roadster mirando hacia la tierra se convirtió en unas pocas horas en una fotografía icónica.
Musk decidió añadir también una serie de referencias culturales:  dentro del Tesla Roadster iba un maniquí al que Musk llamó Starman en referencia Space Oddity, la canción más espacial de David Bowie. En la pantalla del salpicadero del coche, un mensaje sacado de las novelas La guía del autoestopista galáctico, de Douglas Adams, “Don’t panic” (que no cunda el pánico). Por último, pero no menos importante, la frase “Hecho en la Tierra por humanos” en la placa de circuitos del Tesla Roadster.

La imagen desde el espacio del Tesla Roadster mirando hacia la tierra se convirtió en unas pocas horas en una fotografía icónica.

Musk ha asegurado que la decisión de utilizar su coche fue para que fuera “menos aburrido” que las cargas de prueba tradicionales, pero es innegable que se trata de una estrategia de marketing muy buena (y muy pensada).

Éxito rotundo en redes sociales

La campaña ha sido un éxito en redes sociales prácticamente de forma inmediata. Musk colgó en su Instagram la imagen del coche en el espacio y en apenas 10 horas alcanzó el millón de Me gusta.

La fotografía que colgó Elon Musk en su cuenta de Instagram alcanzó el millón de Me gusta en apenas 10 horas.

Por otra parte, la expedición fue retransmitida a través de Internet y ya está considerado el segundo streaming más visto en la historia de Youtube, con más de 7,5 millones de visualizaciones.

El influencer Elon Musk

Musk es un claro ejemplo de cómo los influencers pueden multiplicar las ventas de los productos y es algo que acaba de demostrar con el lanzamiento al espacio del Tesla Roadster, pero que también demostró hace unos días vendiendo lanzallamas. Sí, como lo leéis, lanzallamas.
The Boring Company era posiblemente la empresa menos conocida de Musk hasta ahora, y se dedica a la creación y venta de lanzallamas. A Musk le bastó con unas pocas publicaciones en Instagram y Twitter comentando que “no era una buena idea comprarlo a menos que quisieras divertirte”.
Sin hablar de especificaciones técnicas ni nada por el estilo, consiguió vender en tan sólo 24 horas más de 7.000 lanzallamas y en unos cuantos días todas las existencias del producto, más de 10 millones de dólares en lanzallamas.
¿Se puede seguir dudando del influencer marketing después de esto?

Leave a Reply