Transformación digital

Los seguros ante los nuevos retos digitales

By 12 mayo, 2017 No Comments

Los seguros ante los nuevos retos digitale“¡Me siento seguro!” o “permíteme que insista”. Estamos seguros –valga la redundancia- que has oído en reiteradas ocasiones estas frases en los medios de comunicación, dichas por personajes famosos. Se trata de mensajes publicitarios sobradamente conocidos y que pertenecen a compañías que gestionan siniestros u otro tipo de contingencias.

Los seguros existen desde hace multitud de años, siglos incluso. Este tipo de servicios nacieron con el ánimo de ayudar a sus clientes a tener la tranquilidad necesaria en su día a día. Abarca todas las posibles incidencias que nos podemos encontrar a lo largo de nuestra vida y por ende, existen todo tipo de posibilidades.

Un abanico muy amplio que incluye seguros de: vehículos (moto, coche particular y comercial, camión, taxi, clásico, agrícola, caravana bicicleta, etc.). Asimismo, podemos tener seguros personales, de vida, de salud, dentales, de accidentes, decesos e incluso accidentes profesionales relacionados con nuestro trabajo. Otro tipo de seguros pueden ser para comunidades, comercio, Responsabilidad Civil, impago de alquiler, familiar, hogar, mascotas, viajes…

Como podemos observar existen seguros para todos los gustos. Esto hace que los negocios de corredurías de seguros sean globales y oferten todos estos servicios a los clientes sin necesidad de un negocio para cada servicio. Los profesionales de este sector pueden asesorarte por lo que necesitas y ofrecerte una oferta personalizada y adecuada a tus necesidades. Esto tiene la ventaja de ahorro de tiempo y dinero ya que, la oferta puede variar dependiendo de los seguros contratados y las pólizas incluidas en el mismo. Es evidente que cuantos más contrates, individualmente mejor precio tendrán que si solo contratas uno de ellos.

En la era 1.0 esto no era así. Los seguros tal y como les conocemos eran muy distintos. Existían agentes exclusivos de seguros de hogar, vehículos, etc. Normalmente tenían una oficina desde donde operaban y también acudían a domicilios y/o empresas donde ofrecían sus servicios y realizaban todo el papeleo correspondiente, siempre que el cliente se decantara por la oferta realizada. Todos los documentos eran en papel. Los clientes se enteraban de las promociones gracias a las visitas de los agentes o bien si acudían a la propia oficina de seguros.

En anteriores artículos hablábamos de la reputación y como siempre cobraba gran importancia. Cuando se contrataba una póliza de un nuevo seguro, el precio, los servicios que ofrecían, así como el prestigio de la compañía y las referencias de otros usuarios, eran muy importantes. Además, el cliente se perdía en cláusulas, letra pequeña y datos que podían crear, llegado el caso, cierta desconfianza hacia lo que firmaban, no solo en una hoja, sino en multitud de ellas para dar por buena la contratación.

Todo esto ha cambiado con la llegada de la era digital. Las nuevas tecnologías simplifican todos los frentes, desde el punto de vista del cliente como desde el que oferta los seguros. Las corredurías de seguros ya no operan desde las oficinas, sino que lo hacen desde su punto virtual. Internet, como no, se ha convertido en el punto de encuentro entre los dos. Allí, las compañías ofertan todo tipo de servicios, seguros, promociones e incluso comparativas. Se trata de un oferta convergente y que ha hecho descender los precios y, por ende, beneficiar al cliente, no solo a nivel de tiempo, si no de dinero. Además, la simplificación ha hecho que el denominado papeleo se adecúe a los nuevos tiempos. Es cierto que los agentes de las corredurías siguen visitando negocios y particulares, pero ahora lo hacen provisionados de una tableta y prácticamente todo lo hacen por medios digitales, tanto la información como los contratos.

Ventajas para el cliente, para el medio ambiente, para los trabajadores, todo ello engloba la economía digital. Una forma de facilitar y simplificar los servicios.

Modelos de referencia:

Europ Assistance España

Proyectos y Seguros

RSM Correduría de seguros

Ejemplos de innovación:

Axa: como no podía ser de otra forma, el llamado Big Data se ha ido implementando poco a poco en las compañías de seguros. Axa ha sido una de las primeras empresas en adoptar este sistema que maneja una gran cantidad de datos y de clientes en una base que permite agilizar los tiempos de respuesta a los cliente, así como conocerles mejor a la hora de ofrecerles productos personalizados y acorde a sus intereses.

Caser: dispone de un producto denominado “coche x coche”. Esta innovación consiste en que el seguro te ofrece un vehículo en propiedad si tienes un siniestro importante y reparar el mismo supone un mayor desembolso.

Asitur: esta empresa crea el proyecto “distribución de trabajos inteligente o DITI”. Supone un salto cualitativo en el negocio de los seguros. Cuenta con un algoritmo que asigna automáticamente a los siniestros el mejor proveedor de la zona. Una vez recogidos los datos, se genera un ranking de proveedores por zona. Se miden variables como: índice de satisfacción, la velocidad media de cierre de siniestros, el porcentaje de incidencias, el coste medio o la carga de siniestros.

¿Tienes una correduría de seguros? No lo pienses más y ponte en contacto con nosotros. Desde Timpulsa analizaremos tu negocio y te haremos una propuesta ¡Llámanos!

Leave a Reply