Transformación digital

La transformación digital en las clínicas médicas

By 11 mayo, 2017 No Comments

La salud es un tema que ocupa y preocupa a los ciudadanos. Si en anteriores artículos de nuestro blog hablábamos de los cuidados de belleza y estéticos, en este caso nos referimos a las clínicas médicas.

Este colectivo tampoco ha sido ajeno a la transformación digital. Es más, los centros médicos siempre se han distinguido por ser pioneros en aplicar la tecnología más avanzada que se los científicos iban descubriendo para ponerla al servicio de los tratamientos que aplicaban a sus pacientes. Hablamos por supuesto de avances en materia de diagnóstico, prevención, y detección precoz ante enfermedades mortales, algunas de ellas, ahora tratadas y convertidas en crónicas, cosa que antes no sucedía. Lamentablemente queda aún mucho camino por recorrer, pero el salto cualitativo que se ha dado en materia de investigación sanitaria, nos hace ver el horizonte con esperanza.

Por defecto, cada vez que hablamos de enfermedades mortales, enseguida se venía a la mente el cáncer. De hecho, se estima que el 80% de los recursos que se invierten en investigación sanitaria, va encaminada a erradicar la enfermedad del siglo XX. Uno de los grandes descubrimientos en este sentido ha sido indagar en la inmunoterapia. Este sistema tan potente que habita en nuestro cuerpo, es más efectivo de lo que creemos. Hay ensayos clínicos que indican que, dentro de algunos años, muchos de los cánceres que conocemos hoy en día, serán enfermedades crónicas como puede ser la diabetes que, con tratamiento, pueden coexistir con los pacientes.

Al igual que sucede con las vacunas, existen ensayos que consisten en ‘inyectar’ virus tratados químicamente en las células cancerígenas para que el sistema inmunitario cree defensas ante este ataque y, de este modo, minimizar el impacto que estas generan en el sistema celular. También hay estudios encaminados a paliar los efectos secundarios que provocan los tratamientos de la quimioterapia.

Evidentemente las clínicas médicas están atentas a todos los avances que los científicos y los laboratorios farmacéuticos llevan a cabo en sus investigaciones. La satisfacción y el bienestar del paciente es la meta que tratan de alcanzar en sus centros.

Pero, ¿cómo ha cambiado el cliente? La verdad es que mucho. En este caso no solo hablamos de clientes, sino que también hablamos de pacientes. Las personas que acuden a las clínicas médicas buscan resolver un problema, bien sea por sentirse mejor o, lo habitual, por un problema de salud.

Normalmente estos pacientes acudían a la sanidad pública y los centros médicos privados quedaban en un segundo plano, pero porque España puede presumir de una de las mejores sanidades del mundo, tal y como refleja multitud de estudios sobre satisfacción y calidad de la cartera de servicios sanitarios.

Debido a la saturación de los mismos, los clientes optaron por las clínicas médicas privadas, donde el tiempo de respuesta de la detección y resultados era menor, así como la demora en el tiempo de ser intervenido, en caso de necesitarlo, de una operación quirúrgica. Además, las clínicas médicas han optado por invertir muchos recursos en potenciar su equipamiento y adoptar las nuevas tendencias del mercado sanitario en materia tecnológica. Todavía es fácil recordar algo tan sencillo como las radiografías. Una prueba diagnóstica que, al igual que ocurría con la fotografía, se tardaba un tiempo en ‘revelar’. Esto ha cambiado con las nuevas máquinas de radio-diagnóstico que, en cuestión de segundos, son capaces de enviar la imagen al médico para poder ver el resultado. Lo mismo sucede con las resonancias magnéticas, ecografías en 4D, etc.

Anteriormente a la aparición de las clínicas médicas, existían las consultas individuales de los médicos privados que, habitualmente, se localizaban en despachos. Esto sigue existiendo a día de hoy, pero a la par se fueron creando estos centros donde se albergan varias especialidades médicas de distintos ámbitos. Lo que se consiguió fue emular a los centros de especialidades de la sanidad pública en privada. Hay que distinguir y no confundir los centros médicos con las clínicas estéticas. Existen ocasiones en que estos términos pueden llevar a confusión, incluso a fusionar ambos negocios en la mente del consumidor.

Además, hay una dicotomía entre los centros médicos públicos y privados. Ambos son complementarios. Los centros privados han sabido aprovechar ese porcentaje de pacientes al que la sanidad pública no conseguía llegar y lo ha hecho con centros de una reputación contrastada. Según el último estudio de Merco (Monitor Empresarial de Reputación Corporativa), en su apartado de reputación sanitaria por especialidades, nos encontramos con centros privados entre las primeras posiciones, en ocasiones, incluso por encima de centros públicos.

Existen ciertos servicios que las clínicas médicas ofrecen, que no ofertan los servicios públicos. Un ejemplo es la Clínica Baviera. Este centro está especializado en el tratamiento oftalmológico y ofrece la posibilidad de eliminar las dioptrías para no tener que utilizar gafas o lentillas.

Dermatología, Oncología, Traumatología y un largo etcétera. En definitiva, todo un mundo de posibilidades al servicio de la salud y el bienestar de los pacientes.

Modelos de referencia:

Clínica Mompía

Clínica Corachan

Clínica Eresa

Clínica Baviera

Ejemplos de innovación:

NYU Langone Medical Center: Este centro médico neoyorkino, fue pionero en el trasplante facial. Patrick Hardison es un bombero que sufrió un accidente que dejó su rostro desfigurado. Este centro logró, después de muchas intervenciones, lograr restaurarle buena parte del tejido facial. Gracias a esta intervención se abrió la puerta a tratar a este tipo de pacientes que han sufrido algún accidente de este tipo.

Hospital de Rhode Island: Aquí hablamos de innovación tecnológica. En concreto, la telemedicina y la utilización de las Google Glass. Estas gafas las empezaron a utilizar, un principio y como experiencia piloto, en detección de erupciones cutáneas los médicos del servicio de urgencias. La realidad virtual y la conexión a internet de las mismas, posibilitaba enviar las imágenes en tiempo real a los dermatólogos correspondientes para poder agilizar los procesos clínicos.

Centro Sanitario Foltra: Dispone técnicas que le permiten desarrollar avances terapéuticos para pacientes con problemas neurológicos, lesión medular, parálisis cerebral infantil, entre otras patologías que pueden afectar al sistema nervioso. Lo novedoso es que incorporan una metodología denominada: neurogénesis y neuroplasticidad. Combinando ambas, se obtienen unos avances importantes para pacientes con este tipo de patologías.

Ya has visto que las posibilidades son muchas. Aplicar la transformación digital a los centros médicos, es algo imparable. Por eso, si tienes un centro de este tipo y quieres que estudiemos tu caso, contacta con Timpulsa y hazlo posible. Estaremos encantados de hacerte un análisis previo sobre la situación de tu empresa.

Leave a Reply