Marketing Digital

Benchmarking: la carrera por la mejora

By 21 febrero, 2017 No Comments

Es la última moda en métodos de mejora para las empresas. La utilización del Benchmarking ha crecido como la espuma en los últimos años, y no es para menos, teniendo en cuenta los beneficios que ya ha brindado a organizaciones como Starbucks, McDonald’s o Nestlé desde que comenzaron a utilizarlo.

Sin embargo, al igual que se ha convertido en un recurso muy utilizado por las empresas, también ha sido mal entendido su método de funcionamiento, por eso es muy importante saber diferenciar entre qué NO es y qué SÍ es Benchmarking.

  • ¿Qué NO es Benchmarking?

El Benchmarking NO es copiar las estrategias de nuestra competencia.
Y no, tampoco es hacer una comparación entre tu empresa y tus competidores.

  • ¿Qué SÍ es Benchmarking?

El Benchmarking es estudiar el contexto, el entorno, las características, etc., que han funcionado a nuestra competencia. Es decir, conocer cómo han llegado al éxito, qué procesos han seguido para llegar hasta donde están y, de esa forma, adaptar las mismas líneas de actuación a las capacidades de nuestra empresa.

Es muy importante observar detalles como los fracasos, experiencias, éxitos y procesos de la competencia para, más tarde, saber proyectarlos en los recursos y posibilidades que tiene nuestro negocio.

¿Por qué adaptarlo?

No podemos pretender que los mismos sistemas que funcionaron en otras empresas funcionen en la nuestra por el simple hecho de ser competencia.

Una empresa de otro país, con otras características, con un número de empleados mayor o menor al nuestro, aunque ofrezca un producto o servicio similar al nuestro, desempeña su trabajo en un entorno diferente, por eso no podemos simplemente copiar su forma de actuar.

Adaptarlo a nuestra empresa es tan esencial, que especialistas en Benchmarking han comenzado a recomendar estudiar no solo a empresas sino también a los individuos y líderes que forman parte de nuestra competencia para, de esta forma, poder analizar de una forma más exhaustiva cuáles son los procesos que ellos utilizan y que pueden ayudar a nuestro negocio.

Los 5 pasos del Benchmarking

El Benchmarking requiere de un proceso largo y exhaustivo de análisis que se puede dividir en 5 pasos básicos:

Paso 1: Conócete

Antes de conocer lo que hacen otros, conócete a ti mismo.

En primer lugar, un análisis DAFO dentro de tu negocio te ayudará a aclarar cuáles son tus puntos débiles, tus amenazas, fortalezas y oportunidades. Así, una vez hayas conocido las ventajas y desventajas con las que cuentas, podrás empezar a planificar tu método de investigación.

“Los managers que estudian a otras organizaciones están mirando al lugar equivocado, todo lo que necesitas para mejorar el rendimiento y los resultados está en tu propio sistema, pero necesitas aprender a verlo”.

Taiichi Ohno, precursor del sistema de producción de Toyota.

Existen muchas formas de realizar nuestra investigación, desde encuestas, participación de mercado, entrevistas, seguimiento online, etc. Cuando tengamos definido el método de investigación podremos establecer los objetivos que pretendemos alcanzar.

Paso 2: Conócelos

“Las empresas pobres se desentienden de sus competidores; las del montón copian a sus competidores; las ganadoras marcan el camino a sus competidores.”
Philip Kotler, el padre del Marketing moderno.

Es importante que en este caso no nos centremos solo en conocer la competencia directa, sino también la indirecta. Para ello lo mejor es elaborar un informe que recoja sus formas de actuar y de relacionarse, su participación del mercado, su líder y todo lo que consideremos relevante en este aspecto.

En este punto es muy interesante tener en cuenta a otras organizaciones que se desmarquen un poco de nuestra competencia tradicional, e incluso a líderes (reales o ficticios). Nunca se sabe si de ellos van a surgir nuevas formas de ver las cosas, con perspectivas de negocio diferentes que nos pueden ayudar a dar un giro a nuestra empresa.

Paso 3: Analízalos

Define sus puntos fuertes. Para ello investiga todo lo que puedas: analiza su website, sus campañas de publicidad, estrategias, proveedores, marketing, empleados, redes sociales, etc. Fíjate en esas prácticas que tú no realizas en tu empresa y que a ellos les funciona, eso te servirá para potenciar tu negocio.

Una vez conozcas sus puntos fuertes podrás conocer más fácilmente sus puntos débiles. Conocer lo que otros hacen o han hecho mal te ayudará a aprovechar para hacerlo tu mejor y, además, no caer en los mismos errores.

Paso 4: Adóptalo

Con toda la información recogida a través del proceso de análisis podemos comenzar a mejorar nuestra organización. Lo ideal es adoptar esas buenas prácticas en nuestra compañía, pero mejoradas y adaptadas a nuestra empresa.

¡No olvides! Es imprescindible que realices la comunicación a tus empleados de las nuevas formas de actuación que propongas en tu negocio, es muy importante para que se cumplan con éxito.

Paso 5: Comprueba

Evaluar el resultado que ha tenido la adopción de nuevas estrategias en nuestra empresa nos va a permitir saber si hemos cumplido o no los objetivos que nos fijamos en un principio.

Para que este proceso funcione como habríamos deseado, lo mejor es que llevemos a cabo un Benchmarking habitual, así podremos continuar mejorando y aprendiendo en nuestro negocio.

¡En marcha!

En Timpulsa te ayudamos a hacer del Benchmarking un hábito. No solo os ayudaremos a analizar a vuestra competencia, también contaréis con un método de enseñanza continua en Benchmarking que os permitirá formar a vuestro equipo, conocer por vosotros mismos los procesos de análisis en Benchmarking e ir mejorando poco a poco la estrategia de vuestra organización.

¡No lo pienses más y comienza a analizar a tu competencia con Timpulsa!

¿A qué esperas? ¡Te llamamos!

Leave a Reply