Transformación digital

La transformación digital empresarial. Adaptarse o morir

By 20 septiembre, 2016 8 Comments

La transformación digital no es una moda pasajera, sino una cuestión de supervivencia para cualquier organización.

La revolución digital y la nueva Era

Para entender en qué consiste esa transformación digital, es importante empezar por el principio. Hemos asistido en las últimas décadas a un gran cambio de paradigma: la revolución digital está en marcha, y las reglas del juego han cambiado. Si buscamos el origen de este nuevo mundo, seguro que nace en la evolución tecnológica ligada a la llegada de Internet y en las disrupciones vividas desde entonces.

La invención de la máquina de vapor dio paso a las imprentas. La invención del telégrafo dio paso al ferrocarril. La energía eléctrica al teléfono. Y, a todo, ha seguido la Revolución Digital: parece mentira, pero ya han pasado 25 años desde que nació la primera página web de la historia  de la mano de Tim Berners-Lee.

Hoy, nos enfrentamos a un siglo XXI muy diferente del siglo XX, en que la información fluye de manera libre, las comunidades se crean en las redes, los internautas colaboran e inventan conjuntamente y las empresas compiten de forma global. Pero ahí no termina todo, pues el reto de la Era digital no es vivir en una época digitalizada, sino un auténtico proceso de digitalización permanente. 

Las cosas ya no suceden bajo nuestros pies, sino sobre nuestras cabezas
 
transformación digital

Pero, en este contexto, ¿qué ocurre con las empresas? ¿Son válidos los modelos de negocio tradicionales en un escenario de auténtica globalización? ¿Hemos asistido al nacimiento de la verdadera empresa digital? Parece claro que las empresas deben adaptarse o morir: sólo quien innova subsiste. Pero, ¿cómo se produce esa transformación digital?

¿Qué es la transformación digital?

Lo primero que debemos tener claro es el concepto de transformación digital: un concepto al que se hace referencia mucho últimamente y del que todos hablan, pero que a veces parece no quedar del todo claro.

En una primera aproximación, podríamos definir la transformación digital de las empresas como el proceso de adaptación de una organización a la Era digital mediante la implementación de las nuevas tecnologías. Sin embargo, decir que la digitalización consiste en una simple actualización de nuestros equipos tecnológicos es quedarse corto de miras: el verdadero cambio traspasa los dispositivos y las herramientas que utilizamos, y se sitúa en las personas.

Hoy, vivimos en un mundo digital, global, hiperconectado, en constante y rápido cambio, en el que la irrupción del hecho digital ha supuesto una auténtica transformación: en un abrir y cerrar de ojos, la sociedad, los sistemas productivos, la economía y el tejido empresarial han dado un giro de 180º. Y la adaptación al cambio se ha convertido en un imperativo.

Está claro que nos enfrentamos a un siglo XXI muy diferente del siglo XX en todos los sentidos. Pero el cambio más radical haya sido probablemente el nacimiento del cliente digital: el acceso casi universal a Internet y la revolución de la tecnología móvil han dado paso a nuevo hábitos de acceso y consumo de la información, y el modo en que las personas se comunican.

Con estos parámetros, es fácil entender que el proceso de adaptación del que venimos hablando no debe limitarse a proveer a las organizaciones de los últimos equipos y herramientas tecnológicas, sino que la transformación digital pasa necesariamente por la alineación de modelo de negocio, tecnología, procesos, cultura y personas.

La necesidad de la estrategia digital

Se deja entrever con todo que la digitalización, más que en el objetivo de una empresa, debe convertirse en su estrategia: sólo adoptando una estrategia digital, las organizaciones verán surgir la oportunidad de alcanzar una verdadera ventaja competitiva.

Para ello, son necesarias no sólo la capacitación emocional y digitalización de líderes y personas de la organización, sino también la modernización y mejora del modelo de negocio y la digitalización de procesos tanto internos como externos de la empresa.

Todo, sin perder de vista al que, hoy día, es el auténtico “cocreador” de cualquier marca: el consumidor. Sólo colocando al cliente en el centro de nuestra organización, y creando experiencias singulares y excepcionales para él, conseguiremos convertir la nuestra en una organización con alma, alineada, innovadora y digital, abierta al cambio y en constante evolución.

transformación digital

En Timpulsa lo tenemos claro: por eso, acompañamos durante todo el proceso de transformación y adaptación la nueva Era digital a personas, empresas y organizaciones, a través de un modelo propio, ágil, flexible, innovador, totalmente personalizado y adaptado a las necesidades de nuestros clientes.

El nuestro, es un Modelo de Transformación Humano Digital, creado por nuestro equipo para que tu empresa marque la diferencia. Nuestra misión principal es favorecer la transformación digital integral de tu organización, adaptándola a la nueva era y convirtiéndola en referente en su sector. 

Timpulsa consigue humanizar y digitalizar tu empresa de manera rápida, flexible y eficaz a través de un proceso de 8 pasos totalmente alineados. Empezando por un análisis 360 de tu organización, y siguiendo por la capacitación emocional y digitalización tanto de líderes como de todas las personas de tu organización, a través de coaching, mentoring y formación. Modernizamos y mejoramos tu modelo de negocio, integramos el consumidor en el centro de la empresa y creamos experiencias singulares y excepcionales para él.

Además, digitalizamos tanto procesos internos (CRM, redes internas, cloud, Open Data, Big Data, etc.) como externos (web, app, e-commerce, internet de las cosas, realidad aumentada, raelidad virtual…). En definitiva, llevamos a cabo un proceso de innovación, análisis y evolución permanente que consigue transformar empresas en organizaciones vivas, con alma, alineadas, innovadoras, ágiles, flexibles, diferentes, digitales, abiertas al cambio, en evolución permanente y centradas en el consumidor.

Y ello, de forma totalmente especializada: sabemos que cada sector tiene necesidades distintas, por lo que hemos creado programas especializados de transformación digital para distintos nichos, lo que te permitirá obtener más y mejores resultados desde el primer minuto. ¿Quieres que te lo demostremos?

8 Comments

Leave a Reply