ActualidadTimpulsa

Timpulsa comienza el Programa Educamentor

By 27 octubre, 2015 4 Comments

El pasado sábado la sede de Timpulsa acogió a una veintena de alumnos y varios profesores del grado de Teleco, de la Universidad de Valladolid.

El proyecto piloto Educamentor, que comenzó en la mañana del 24 de octubre en las instalaciones de Timpulsa, propone que un conjunto de alumnos mentores de últimos cursos den apoyo e incentiven el aprendizaje e integración de alumnos de primer curso.

Este innovador proyecto se basará en técnicas de coaching y mentoring que faciliten el proceso de enseñanza-aprendizaje.

La actividad se ha llevado a cabo gracias a la colaboración de varios de los profesores de la ingeniería previamente mencionada, de los alumnos que han participado y fomentado la reciprocidad del curso, y de Timpulsa que, junto a su Director Javier Álvarez ha dirigido el proyecto y ha cedido las instalaciones y el material necesario.
programa educamentor
Atendiendo al contenido del curso, el coaching se consolida como una de las bases que estos alumnos tienen que trabajar para poder ayudar a los nuevos estudiantes a integrarse. Conocer a la persona y poder ejercer una ayuda empática y continuada requiere las pautas teóricas y prácticas que Timpulsa transmite en esta iniciativa que busca orientar, adaptar e integrar de una manera motivadora a través de un proceso de mentorización formal.

Noemí Merayo, una de las docentes implicadas en el programa, indica que: ”Una de las metas de este programa es hacer de Teleco una carrera más dinámica, que profesores y alumnos se impliquen, haciendo que mejore la adaptación de los nuevos, y el vínculo de los veteranos. Que la unión no termine al finalizar los estudios”, explicó.

Además, la profesora, enfocó los objetivos de este proyecto en tres dimensiones distintas: mejora de la inserción de los nuevos alumnos; mejora de las competencias de los alumnos veteranos, como la capacidad de liderazgo; y por último incentivar la adquisición de motivación y competencias transversales en el profesorado involucrado en el proyecto.

La práctica y la emoción también fueron constantes con las pautas de Javier Álvarez: “Está permitido equivocarse, está permitido cometer errores. Unas veces se gana, otras veces se aprende”. Además, los alumnos también esperaban dosis de realismo, que se satisfacían con citas como: “Las personas cambian, solo, si quieren cambiar”.

4 Comments

Leave a Reply