Servicios para empresas

Pon un estratega en tu vida empresarial

By 18 septiembre, 2015 One Comment

Si estás pensando  ampliar la plantilla y quieres alguien que sea capaz de provocar verdaderos cambios, busca a un estratega.

A la hora de construir equipos hay algunos roles que nos pueden faltar. El líder, y por su puesto el estratega. Hay veces que varios roles confluyen en una misma persona, pero si lo que buscas es cambio, personas autosuficientes y capaces de buscar alternativas ante cada situación contrata un estratega.
Como hemos visto ya en numerosas ocasiones, tener una estrategia para llevar a cabo los objetivos de crecimiento de tu empresa, es clave. No todo el mundo tiene las mismas capacidades , ni formación. Por ello a la hora de repartir responsabilidades o funciones es importante contar con personas especialistas o con habilidades para la estrategia, tanto a la hora de planificar como a la hora de ejecutar. Desde Timpulsa te animaos a tener un estratega en el equipo y siempre potenciar la formación en este sentido.

Entonces,  ¿qué cualidades debemos buscar en un profesional para que sea un buen estratega?

– Ser buen observador: el estratega debe estar al tanto y saber cuándo es necesario virar o cambiar de rumbo. En otra palabras, siempre ha de tener un plan B. Puede haber elementos impredecibles pero el cambio estará previsto.

– Ser negociador: un estratega además es un buen comercial, y sobre todo un buen negociador. Saben presentar ideas e incidir en el resto del equipo. Se presentan seguros ante sus propuestas puesto que creen firmemente en ellas

– Ser ambicioso: las personas estrategas suelen ser ambiciosas, dado que siempre están pensado en cómo mejorar la situación y buscando nuevas vías de negocio. Además suelen ser personas creativas, si se les potencia y se les forma adecuadamente son capaces de potenciar la innovación en las empresas mirando hacia el futuro sin perder de vista el presente.

– Ser práctico: a pesar de ser personas creativas pocas veces pierden su objetividad, son lógicos y muy prácticos. Buscan las acciones que no supongan derrochar recursos a la organización.ser personas estratega

– Ser organizado: un estratega por definición debe ser planificador , y esto exige ser organizado y tener coordinado tanto sus funciones como las de otras personas o departamentos. Adapta sus estrategias a las circunstancias y son flexibles a la hora de tomar decisiones sin perder de vista la empresa.

– Ser corporativo: el estratega siempre debe actuar en función de los valores y visión de la empresa. La estrategia debe girar en torno a la misión de organización y nunca fuera de ella. Además conoce a la perfección las debilidades y fortalezas de su empresa  por lo que sabe cómo reaccionar frente a ellas.

– Ser crítico:  un buen estratega es una persona con un alto nivel de crítica, pero siempre constructiva. Su capacidad de análisis de hechos pasados y futuros les hace capaces de ver fallos tanto en ellos como en el equipo y la organización

– Ser constante: un buen estratega ha de tener mucha perseverancia tanto en su trabajo como en su persona. Ocuparse de mejorar y no rendirse a la primera. Siempre ha de estar atento a las tendencias y no desviar su camino de los objetivos, la constancia por tanto es indispensable.

– Ser profesional: tener todas estas cualidades personales facilita mucho a la hora de ser un buen estratega, pero no garantiza que una persona sea buena a la hora de hacer estrategias. Por ello es  necesario trabajar sus propias habilidades, así como potenciar otras muchas a través de la formación. Un buen negociador ha de invertir esfuerzo en su profesión.

¿Aún crees que no necesitas un estratega en tu empresa? Ya cuentas con este perfil, ¿nos cuentas tu experiencia?

One Comment

Leave a Reply