Lanzadera del experto

Emprender, una aventura de película

By 6 julio, 2015 11 Comments

Tomar la decisión de ser tu propio jefe, puede llegar a convertirse en toda una aventura, dignas de ser llevada a la gran pantalla. Como en las grandes películas, encontramos guiones de drama, de risa, romance y algunos de miedo. Muchos de ellos, merecedores de un gran trabajo y esfuerzo diario.
A continuación queremos hacer un homenaje a algunas grandes frases del cine, que pueden ser consideradas como inspiradoras para cualquier emprendedor:

  • “Hazlo, o no lo hagas, pero no lo intentes”, es una de las recomendaciones del maestro Yoda mientras entrena a Luke Skywalker, en El Imperio Contraataca. Frase profunda donde las haya y que viene a decir que, sin convicción y fuerza, no se conseguirán resultados. Los emprendedores no deben dejarse arrastrar por la autocomplacencia y decir “al menos lo he intentado”. Hay que esforzarse por alcanzar los objetivos, tener aptitud y sobre todo actitud ante la vida. Cuando se toma la decisión de emprender hay que hacerlo con todas las fuerzas, toda la pasión y asumiendo todas las consecuencias. Que no quede en un simple intento.
  • “No quiero sobrevivir, quiero vivir”. Esa es la frase destacada de la película ganadora de un óscar “12 años de esclavitud”. Ante la complicada situación económica, son muchos los que deciden tomar las riendas de su futuro y emprender con su propio proyecto empresarial. Lo cierto es que… los casos de éxito son una minoría, ya que los datos apuntan a que el 82% de las empresas de nueva creación no sobreviven a los primeros cuatro años de vida. Pero… ¿Por qué no vas a estar tú en el 18% restante?
  • “Estoy a 30 minutos, llegaré en 10”, decía el Señor Lobo de Pulp Fiction. Sólo diremos esto… las prisas no son buenas consejeras…, aunque si lo son la capacidad de reacción y agilidad en el trabajo.
  • “La vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te puede tocar”, eso es lo que diría Forrest Gump y… cualquier emprendedor. Hay unos pocos visionarios, que saben con antelación si un proyecto triunfará o fracasará. El resto de los mortales, nos tenemos que quedar con esta frase, y esperar a que la suerte, el esfuerzo y el trabajo diario den sus frutos, pero… nunca sabremos cómo serán éstos hasta que no los tengamos delante.
  • “Hasta la vista, baby”, de Terminator 2, es una de las frases más conocidas de la historia del cine. Para un emprendedor pronunciarla como la convicción del propio Schwarzenegger hará decir adiós a los problemas y que éstos no se vuelvan a producir.
  • “¡Pueden que nos quiten la vida, pero jamás nos quitarán la libertad!”. Willian Wallace de Braveheart. Muchas veces la burocracia, la fiscalidad, las deudas…. pueden llegar a asfixiar a los nuevos emprendedores. Pero cada uno debe ser libre de decidir hasta dónde meterse en el fango.
  • “Dar cera, pulir cera”, una sabia enseñanza del señor Miyagi en Karate Kid. Constancia, paciencia, esfuerzo, perseverancia… son algunas de las actitudes que definen a un emprendedor de éxito. Muchas veces podemos vernos invadidos por la impaciencia, pero emprender, necesita un período de transición o aprendizaje.
  • “Le haré una oferta que no rechazará”, aseguró Vito Corleone a Johnny Fontane en El Padrino. No nos engañemos. Siempre habrá alguien que pueda mejorar tu oferta, en servicio, precio o calidad. Pero debes hacer que tus clientes te quieran a ti, por lo que eres, por lo que transmites y por tu afán de superación. Haz que tus clientes no puedan rechazar tus ofertas. Si lo consigues… tendrás el éxito asegurado.
  • “¡Soy el rey del mundo!”. Emulando a Leonardo DiCaprio en Titanic, ¿Qué emprendedor no se ha sentido alguna vez que es el rey del mundo y que nada le puede parar?. ¡Ojo! Que la realidad nos pone a cada uno en nuestro sitio, y cuando lo hace… lo hace de golpe. Hay que saber manejar los estados de euforia.
  • “Sigue el camino de baldosas amarillas”, decían en El Mago de Oz, pero en el caso de la aventura de emprender… nunca hay un camino marcado que nos haga llegar a los objetivos. Cada uno labramos nuestra propia ruta, y en ésta puede haber atajos, obstáculos y vías de doble sentido. Hay que estar muy atentos y saber leer todas las señales.
  • “Amar significa no tener que decir nunca lo siento”, gran cita de la romántica película Love Story, que adaptada al tema que nos ocupa, podría ser “Emprender significa no tener que decir nunca me arrepiento”. Si. Puede que el proyecto no haya salido como tu esperabas, que los ingresos tarden en llegar, que tus clientes no respondan tan rápido como habías pensado, pero… de los errores se aprende más que de los aciertos, y la experiencia de emprender será única en tu vida. No te arrepientas nunca de lo que haces, sino de lo que no haces.

11 Comments

Leave a Reply