Lanzadera del experto

3 claves para afrontar el fracaso con éxito

By 3 julio, 2015 No Comments

Aunque parezca imposible existen formas de afrontar el fracaso empresarial con éxito.

En Timpulsa hay una frase que nos gusta mucho a la hora de hablar de experiencias empresariales: A veces se gana y a veces se aprende. El éxito empresarial, pocas veces es producto de la suerte o de la improvisación. En ocasiones, la inercia del mercado puede llevarnos a un punto de expansión, que no perdurará si no hay unos buenos cimientos empresariales  y mucho menos, sino hay plan de acción a medio-largo plazo.

Como consultores, habitualmente vemos empresas que erran en sus formas de actuar, y sobre todo en su estrategia.

De hecho, muchas de ellas ni siquiera tienen una. Y aunque en otras ocasiones ya os hemos explicado la importancia de tener una estrategia integral y un modelo de negocio definido, hay veces que no está demás poner foco a aquellos problemas que aparecen en la mayoría de las empresas como: la falta de objetivos  en la organización, dar poca importancia a imagen de marca y los planes de marketing, costos y recursos mal gestionados y casi siempre mal optimizados. Problemas de crecimiento a nivel de RR.HH, gestión de talento y gastos, ausencia de innovación y la comunicación corporativa no profesionalizada; son algunos de los fallos más comunes que llevan a fracasar determinadas acciones o incluso, puede dar lugar a la desaparición de la empresa.

No obstante, hay veces que, aunque hayas hecho las cosas bien algo puede fallar. Y no por ello debemos tirar la toalla.  Sino aprender de los acontecimientos y tomar nuevas decisiones.  Nuestra filosofía es clara, hacer las cosas con excelencia para asegurar resultados. Y para ello hay que tener claro los objetivos y la manera de llegar a ellos. Y por supuesto tener contemplada la posibilidad de fallar, sus correspondientes planes de contención y acción de crisis.

Hoy queremos darte dos consejos importantes. Uno, no tengas miedo a fracasar, no puedes hacerlo todo bien solo. El fracaso es parte de la vida, y aunque no hay nada imposible; de camino a la meta puedes fallar.  Y dos, rodéate de un buen equipo, las personas con talento construyen proyectos de futuro.

En nuestra sociedad, el hecho de no llegar a conseguir una meta está mal visto. Pero pocos reparan en todo lo que ha pasado antes. El simple hecho de haberlo intentado, de haber invertido tiempo, esfuerzo y dinero o haber luchado por un sueño; implica mucho valor. Sea como fuere: aprende, evoluciona y permítete fallar…  Y si esto llega a pasar:

  1.  Sé crítico y aprende de los errores: es el paso más importante. Dejar de poner excusas y analizar que has hecho mal es difícil, pero a la vez imprescindible para asumir un fracaso. El ‘autoengaño’ es natural, es nuestra forma de protegernos. Echar la culpa a otros, a la situación económica o a cualquier otra circunstancia no te ayudará. Apunta en una lista aquellas cosas en las que pudiste fallar y analiza cómo superarlas. La próxima vez estarás preparado para poder afrontar los problemas y los restos con éxito.
  2. Deja de persistir y cambia de rumbo: cuando estamos embarcados en un proyecto, enamorados de nuestra idea y de nuestra pasión, es fácil perder el enfoque. Insistimos hasta la saciedad en hacer las cosas como sabemos, como creemos que están bien… Pero los resultados no mejoran. Para un segundo, piensa, y analiza porque tus objetivos no se han cumplido. Si quieres obtener resultados diferentes, no has siempre lo mismo.
  3.  No te recrees en el fracaso y vuélvelo a intentar: fallaste, pero no pasa nada. Seguro que la vida te da otra oportunidad para empezar. Pero deja atrás el miedo, la pena o la vergüenza.  Ahora, es momento. Mira hacia delante y sigue. No dejes, que el miedo o un error cambie el resto de tu vida. El final no ha llegado y ahora estás mucho más preparado para triunfar.

¿Te has sentido identificado? Nos encantaría conocer tu experiencia y poder aprender de ella. ¿Nos la cuentas?

Leave a Reply