Lanzadera del experto

¿Eres Emprendedor o e-Emprendedor?

By 30 junio, 2015 8 Comments

Está claro. Las nuevas tecnologías han venido y lo han hecho para quedarse. Son muchos los expertos que consideran las TIC como las verdaderas protagonistas de la tercera revolución industrial. Pero ahora estamos llegando al punto en el que no sólo basta con estar presentes en internet, sino que es mucho más importante el cómo se está dentro de la red, utilizando todas las herramientas del marketing online. Así por ejemplo, señalaremos que según Google Research, aquellos negocios que no dispongan de un portal optimizado para dispositivos móviles, puede llegar a dejar de ganar hasta un 40% de beneficio. Por lo tanto… ya no sólo basta con tener una web, sino que hay que tenerla optimizada para todo tipo de dispositivos y con un diseño web atrayente e intuitivo. (Y ese es tan sólo un ejemplo).
Cada vez es más complicado que una empresa que no utilice recursos TIC pueda persistir en el tiempo. Sin embargo, todavía hoy, sigue habiendo empresas, o mejor dicho empresarios, reticentes a la implantación de las TIC, por considerarlas como una amenaza contra su manera tradicional de hacer las cosas. Afortunadamente el porcentaje de empresas que no han adoptado las nuevas tecnologías, aunque elevado, está consiguiendo ser más y más ajustado.
Seguramente no sea éste tu caso. Tú confías en que la innovación es una de las palancas clave del crecimiento empresarial. Lo más probable es que tu seas un convencido de las grandes ventajas competitivas, productivas, económicas y estratégicas de las TIC aplicadas a la empresa. Puede que seas incluso un nativo digital, que ha crecido inmerso en la tecnología digital. Seguramente seas de los que creen firmemente en todas las ventajas que ofrecen las redes sociales para potenciar tu marca personal. O probablemente seas emprendedor, ya que si estás leyendo este post del blog de Timpulsa, es porque te atraen los temas de emprendimiento y coaching empresarial en general. En cualquier caso, las tecnologías de la información a buen seguro, están muy presentes en todos los aspectos de tu vida laboral, personal, social, cultural y formativa… En definitiva, internet forma parte de tu rutina y de tu día a día.
En los últimos años, todo nuestro mundo ha evolucionado y se ha revolucionado a velocidad vertiginosa. Estamos inmersos en el e-mundo, y es que… esa revolución TIC a la que antes hacíamos referencia, ha producido también, un cambio en el lenguaje, al introducir numerosos neologismos que utilizan el prefijo e- para referirse a determinadas actividades que se venían desarrollando “a la manera tradicional”, y que ahora se llevan a cabo a través de internet y de la web. Así encontramos e-Commerce, e-Learning, e-Security, e-Business, incluso e-Human Resources, e-Quality, e-Shopping y e-Services. E incluso ya hemos oído hablar de la e-Salud, ante el nacimiento de la receta electrónica. En nuestra vida personal y en la empresarial, tendemos a automatizar cada vez más, todas nuestras tareas, actividades, rutinas y las estrategias corporativas. Esa es la nueva forma de trabajar en el siglo XXI. Nuestro estilo de vida se ha visto totalmente impactado por las TIC. Los modelos operativos han cambiado y estamos viendo una progresiva evolución de la empresa tradicional al e-Business.
En la empresa, departamentos de Recursos Humanos, Administración, Contabilidad, Producción, Ventas, Marketing, I+D…son soportados mediante medios electrónicos, convencidos de que las TIC pueden hacer alcanzar la rentabilidad soñada, la optimización de recursos y la reducción de costes operativos. Pero… ¿debemos olvidar por ello, la forma anterior de trabajar que tan buenos resultados ha dado durante años…? La respuesta es No. Hay procesos que deben mantenerse, por lo menos de momento, hasta asegurarnos de que la estrategia digital nos lleva hacia el éxito. Hay que buscar un equilibrio justo entre ambas. Las empresas innovadoras, tienen mucho que aprender de aquellas que utilizan con éxito métodos tradicionales (y viceversa). Es por ello que hay que encontrar el punto de equilibrio
Antes de convertirte en un e-Emprendedor, analiza bien tu empresa, tu modelo de negocio y tus procesos empresariales. Haz un minucioso plan, para que todas las áreas estratégicas sean convergentes y que el e-Business se convierta en un pilar de tu empresa y no en un hándicap que tengas que arrastrar durante toda tu carrera empresarial. Haz de las TIC tu mejor aliado para reinventarte, aprovechar nuevas oportunidades y ser más global. Cuanto mejor informado estés, mejores decisiones podrás tomar para dotar a tu empresa de una cultura organizativa con respecto al uso de las TIC. ¿Estás realmente preparado para el e-Mundo y ser un e-Emprendedor de éxito?.
 
 

8 Comments

Leave a Reply