Servicios para empresas

Internacionalizar un negocio, ¿son todo ventajas?

By 1 junio, 2015 7 Comments

Si te has planteado internacionalizar tu negocio, seguro que has analizado qué pros y qué contras hay detrás de esta decisión. Hoy hacemos un repaso por las algunas de las ventajas e inconvenientes de dar el salto al extranjero.
El miedo pocas veces es un buen consejero, y a la hora de tomar decisiones empresariales mucho menos. Si entre tus estrategias de negocio está la internacionalización, hay algunos puntos que debes tener en cuenta como por ejemplo ‘Cuándo es el momento para expandir una empresa’.  Un buen análisis de situación hará que elimines el miedo de tu lista de impedimentos para crecer.
También debemos plantearnos todo lo que está en juego. Que cosas buenas puedes sacar y que cosas malas pueden ocurrir una vez des el paso de lanzarte a otros mercados. Desde Timpulsa hacemos un repaso para que puedas analizar algunos de los pros y los contras de esta decisión.

3 Ventajas

  •  Crecimiento: durante la crisis en mercado español muchas PYMES han tenido que salir a vender al extranjero no sólo para crecer, sino también para sobrevivir. Si tu estrategia y plan de negocio internacional es el adecuado, sin duda, la internacionalización es una vía de crecimiento que te hará prosperar. De hecho es fácil que si consigues establecerte en sólo dos países más, tu empresa se múltiple por cuatro a medio-corto plazo.
  • Expande tu marca: el estar presente en varios puntos del mundo hace que tu marca tenga más presencia, pero además forja una imagen más potente. La experiencia internacional te permitirá analizar cuáles son las fortalezas y debilidades de tu empresa. Pudiendo así, optimizar todos los resultados, y por tanto tu imagen de marca. Tu equipo será más fuerte, multidisciplinar y multinacional, lo cual además de crear un referente, también hará que las mejoras que necesites implementar sean mucho más ricas y fructíferas.
  • Productividad: la internacionalización hará crecer tu productividad. Y la razón, es sencilla. Necesitarás ser más competitivo, tanto en tu país como en aquellos que quieras penetrar. Seguramente optarás por diversificar esfuerzos y ajustar costes, y esto te hará más resistente en los periodos de recesión y más fuerte en las épocas de bonanza económica. Por ello, siempre debes procurar elegir países con economías emergentes que te ofrezcan la oportunidad de crecer.

 

3 Inconvenientes

  • Riesgos de cierre: seguramente no es la primera vez que tomas una decisión y que no asumes riesgos. Pero cuando te planteas una estrategia de expansión hay el 50% de posibilidades de que salga bien o de que salga mal. Para internacionalizar tu empresa tendrás que cambiar muchas cosas, mejorar otras e invertir muchos recursos y tiempo en el proceso. Asegúrate de hacerlo de tal forma que si no sale bien, sea el fin de tu negocio. Para una gran empresa es fácil asumir riesgos y seguir adelante si las cosas no salen como esperaban, pero para tu PYME puede suponer tener que cerrar.
  • Mala adaptación al entorno: es una de las mayores preocupaciones de todas las empresas, da igual su tamaño o procedencia. Que en un país un producto o servicio funcione fenomenal no quiere decir que lo haga en todos. Por ello es importante, antes de intentar penetrar en un mercado estar seguro que tu adaptación y por tanto tu inversión sea rentable. Es aconsejable contar en tu equipo con personas autóctonas, puesto que serán ellas quienes podrán asesórate sobre la idiosincrasia del país.
  • Barreras de entrada: no todos los países tienen las mismas condiciones para poder comercializar productos y servicios. La legislación es un punto que debes analizar cuidadosamente para saber que barreras e inconvenientes puedes encontrar en tu recorrido empresarial, que en tu país o en otros no existen. Un asunto administrativo o legal puede ser el final de tu plan de internacionalización. Investiga el modelo tributario, la situación socio-política o las leyes que afectan a tu sector.

¿Tienes un plan de expansión? ¿Te gustaría saber si es rentable? Nosotros podemos ayudarte.

7 Comments

  • Eire dice:

    Hay que valorar muy bien si compensa o no internacionalizar un negocio.

  • Desfase.com dice:

    Interesante artículo. En muchas ocasiones, tener un proyecto y enfocarlo al publico nacional puede no ser suficiente. Hay que ser osados e intentar también salir a otros países. Puede ser complicado, pero si sale bien y se encuentra el nicho y el publico adecuado, puede representar el éxito de tu empresa.

  • Rebeca dice:

    Hola. Me ha gustado mucho tu artículo porque creo que es una buena estrategia sobre todo para sobrevivir que las empresas se internacionalicen ya que por muchos factores si solo se limitan al mercado de su propio país pueden tender a morir, y hay un lema que es “renovarse o morir”. Con tu permiso lo he compartido en Twitter porque me ha resultado muy interesante. Un saludo 🙂

  • Christian dice:

    Interesante artículo. Son cosas que hay que tener en cuenta, gracias.

  • Dani dice:

    Muy, muy útil e interesante. En los negocios ya no hay fronteras incluso para los modelos más humildes.

  • La verdad es que hay muchos riesgos a la hora de montar un negocio de forma internacional, pero depende del negocio que sea y del ámbito al que pertenezca puede ser una oportunidad que dé sus frutos. Hay mucho que plantearse al respecto, pero me parece un artículo muy interesante para valorar los aspectos negativos y positivos que tenemos que tener en cuenta antes de tirarnos a la piscina. La verdad es que tal y como están las cosas, expandir tu negocio y ver más allá es algo que puede ayudarnos a muchos a prosperar en nuestro futuro. Un saludo!

  • […] local, tu estrategia de crecimiento puede apuntar hacia la conquista del mercado nacional e incluso internacional. En este punto tienes que plantear una estrategia amplia que se adapte al nuevo mercado y te de la […]

Leave a Reply